Cocido madrileño en Ponzano Restaurante

10 curiosidades alrededor de nuestro cocido madrileño de los miércoles

El cocido madrileño de Bar Restaurante Ponzano regresa puntual a su cita de los miércoles. Para celebrarlo queremos compartir con nuestros comensales 10 curiosidades alrededor de esta histórica receta.

1. Su principal ingrediente es el garbanzo, una legumbre introducida en la Península Ibérica por los cartagineses en guerra total con los romanos, poco amigos de las leguminosas, por cierto.

2. Aunque en pleno siglo XXI el cocido madrileño ha alcanzado la categoría de plato ‘gourmet’ y su fama ha traspasado fronteras, siendo uno de los principales reclamos turísticos de la capital, su origen es muy humilde. Muchos historiadores creen que puede derivar del cuscús, una elaboración árabe que ya cocinaban en el aquel Maǧrīţ musulmán del año 900.

3. Madrid siempre ha sido una ciudad de forasteros. Por eso no es de extrañar que su cocido también reciba influencias de montañeses y maragatos, de la olla podrida manchega o de la adafina sefardí.

4. Con el tiempo, sus tres vuelcos o servicios se han convertido en todo un ritual: primero va el caldo, luego, los garbanzos con el resto de verduras, para terminar con las esperadas viandas de carne.

5. Su consumo los viernes de vigilia estaba prohibido, pero, obviamente, la santa regla se la saltaban sin reparo un buen número de obispos, curas y monjas desde tiempos de la Inquisición.

Preparación del cocido madrileño en Ponzano 12

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

6. En función del recipiente utilizado para su cocción (en cazuela de barro u olla exprés)  su sabor, dicen los entendidos, puede mejorar de un día para otro.

7. Volviendo al principal ingrediente del cocido madrileño, el garbanzo, podemos decir que la variedad zamorana de Fuentesaúco es la más utilizada en cocinas como la nuestra de Chamberí.

8. La pelota, relleno o ‘picao’ es otro complemento recuperado de las antiguas recetas y que consiste en mezclar con especias las carnes sobrantes y el tocino, previo paso por la sartén para un rebozado final en huevo y pan.

9. Uno de los debates más intensos que plantean nuestros comensales es si el cocido madrileño debe acompañarse de tomates picados combinados con ajo y comino o bastan unas hermosas piparras vascas.

10.  Y, por último, solo recordaros el alto valor nutricional del cocido madrileño, una magnífica suma de hidratos de carbono y fibra (patatas y verduras),  proteínas (viandas de carne) y vitaminas (garbanzos).

¡Reserva ya tu mesa para degustarlo!

2 pensamientos en “10 curiosidades alrededor de nuestro cocido madrileño de los miércoles”

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *