Alcachofas, disfruta de las mejores en Bar Restaurante Ponzano

Es una de las verduras más buscadas en primavera y nunca falta en la carta de Bar Restaurante Ponzano. ¡Hablamos de alcachofas!

¿De dónde provienen las alcachofas que servimos en Bar Restaurante Ponzano?

De noviembre a enero nos decantamos por unas hermosas piezas de San Javier, en la provincia de Murcia, y en cuanto empieza la temporada, las de Tudela (Navarra) inundan nuestras vitrinas, en el número 12 de la calle de Ponzano.

Alcachofa de Tudela

La Alcachofa de Tudela es de Indicación Geográfica Protegida y solo se comercializan en fresco las de categoría “Extra” e “I”. “Presentan tallo al modo tradicional (por manojos de docena), pudiendo tener los capítulos un pedúnculo de 18 centímetros de longitud con una o dos hojas enteras, o sin tallo, cuando el pedúnculo se reduce a 10 centímetros, siendo vendidas a peso”. Denominada ‘flor de la huerta’ por su forma tan característica, se distingue de otras por ser más redondeada y por  un orificio circular en la parte superior debido a que las  hojas no llegan a juntarse para cerrar la cabezuela.

¿Cuáles son los beneficios de las alcachofas?

Reduce los triglicéridos en sangre, lo que ayuda a combatir el colesterol malo y aumentar el bueno.

– Sus propiedades digestivas son ideales para tratar la acidez de estómago, reuma, ácido úrico o cálculos en la vesícula biliar, ayudando también a regular estreñimiento y diarreas.

– Son aliadas para mejorar problemas de arterioesclerosis y tensión alta.

– Aportan muchas vitaminas y minerales: sodio, hierro, magnesio, potasio,  vitaminas A y B, y transforman el azúcar en energía.

– Son esenciales en cualquier dieta para perder pero, ya que eliminan la retención de líquidos, toxinas, y sus fibras vegetales ayudan a controlar el apetito, provocando saciedad.

¿Cómo las preparamos en Bar Restaurante Ponzano?

Las fileteamos casi como si fueran un milhojas y las freímos en aceite de girasol cuando este ha alcanzado su máxima temperatura. Las dejamos sobre papel de cocina para que se absorba la grasa sobrante  y le añadimos un toque de sal en escamas por encima antes de servirlas a nuestros clientes. El resultado es tan sabroso como crujiente.

¡Reserva ya tu mesa para disfrutarlas!